2021-10-25 01:10 Especial Clásico Por: Carlos Muñiz

El Barça deja de ser rival para el Real Madrid (1-2)

El equipo blanco saca a relucir las miserias del Barça más pobre de los últimos años.



El Real Madrid se llevó la victoria en El Clásico gracias a un golazo de Alaba en la primera parte (0-2) y uno en la recta final del segundo acto por parte de Lucas Vázquez. 

Ya lo advirtió Ancelotti tras golear en Kiev con aquello de que iba a ser difícil cambiar a alguno de los que habían sido titulares. Dicho y hecho. El italiano repitió ‘11’ en el Clásico. Con Lucas como lateral a pesar de que la idea inicial era que ahí hubiera jugado Nacho y con la sorpresa de ver a Valverde en el banquillo.



El encuentro comenzó con un Madrid a la expectativa, quizá demasiado atrás. Los de Ancelotti veían cómo el Barcelona se les echaba encima en la presión. Ahí le tocó ajustar al equipo blanco, con Casemiro metiéndose en los centrales para buscar a Modric y Kroos sin tanto ‘tráfico’.

El paso de los minutos nos empezaba a mostrar a un Madrid cada vez más asentado con esos movimientos en la medular y, además, porque apareció Vinicius a dejar su sello de forma importante. El brasileño fue el encargado de ir desatando al equipo de Ancelotti y, con ello, de meterle miedo a un Barcelona que durante 20 minutos había vivido sin preocuparse en exceso de los ataques blancos.

Jugadón de Vinicius...y penalti claro que no le pitaron al Barça

La exhibición de Vinicius arrancó con una jugada brutal en la que le tiró un caño a Mingueza, se metió en el área, alargó un nuevo recorte… y le tiraron. La pierna del mismo defensa del Barcelona se interpuso en el camino de ‘Vini’ que, a 200 por hora, cayó al suelo. Penalti de libro que Sánchez Martínez no quiso pitar. El árbitro con cara de vinagre se tragó una jugada clave. El contacto es claro y a esa velocidad cualquier mínimo roce te tira al suelo. Una más a favor de los de siempre y en contra de los de blanco.



Golazo de Alaba tras una contra que él lideró con un carrerón

En cualquier caso, y a pesar de que Dest tuvo una clara opción en un desajuste del Madrid al ir a presionar, se veía que los de Ancelotti crecían y crecían en el partido. La mejor muestra fue la acción del golazo de Alaba. El defensa austriaco desencadenó una contra brutal tras una recuperación de balón que le hizo recorrer cerca de 70 metros para, después de que el balón pasara por los toques de Vinicius y Rodrygo, le cayera a sus pies algo escorado hacia la izquierda y le pegara un pepinazo que se clavó en el fondo de la red de Ter Stegen. Un misil del ex del Bayern que llegó a Madrid para lucir en este tipo de partidos. Y vaya si lo hizo. El Madrid se ponía por delante y se marchaba al descanso con ese 0-1.

Como era de esperar, el Barcelona intentó salir tras el descanso con el impulso físico de los primeros 15 minutos. El Madrid lo sabía y lo aguantó sin gran sufrimiento, más allá de algún pequeño desajuste con la posición de Coutinho, al que Koeman dio entrada por un Mingueza mareado por Vinicius.

Ocasión clarísima de Benzema

De hecho, la mejor ocasión de este primer tramo de la reanudación la tuvo el Madrid. Una dejada, prácticamente de espaldas, de Modric para Benzema acabó con un remate del ‘9’ bastante claro que acabó en las manos de Ter Stegen. Siendo Karim el ejecutor podríamos decir que fue un error del francés.

Los minutos pasaban y el Madrid no recibía peligro en su portería. Los de Ancelotti decidieron conservar su botín y supieron defender bien, juntando sus líneas para evitar exponerse en demasía a pesar de conservar la amenaza del contragolpe.

Lucas puso la sentencia 

De hecho, con el Barcelona volcado, incluso con Piqué haciendo el ridículo subiendo al ataque y pidiendo un penalti que sólo vieron él y su mente, el equipo de Ancelotti soltó el zarpazo definitivo. Lucas lanzó el contragolpe de Asensio, el balear aceleró, llegó al área, chutó…Ter Stegen la rechazó pero ahí volvió a aparecer Lucas, que había seguido la jugada, para comerle la tostada al enchufado de Luis Enrique, Eric García, y empujar el 0-2 para el equipo blanco. 

El Madrid le había puesto la guinda al choque con ese tanto y el tanto final de Agüero sólo le sirvió al Barcelona para maquillar un resultado que vuelve a darle una victoria al cuadro blanco en el Camp Nou, algo que empieza a ser más que habitual, y que demuestra que Alaba es el Rey y Vinicius, que fue el que desencadenó el mejor fútbol de los blancos en el encuentro, ya es más que un Príncipe. 

Ficha técnica

FC Barcelona, 1 - Real Madrid, 2

Barcelona 1: Ter Stegen; Mingueza (Coutinho 46’), Piqué, Eric García, Jordi Alba; Busquets, Gavi (De Jong 84'), De Jong (Sergi Roberto 77’); Dest, Ansu Fati (Agüero 73’) y Memphis

Real Madrid 2: Courtois; Lucas, Alaba, Militao, Mendy; Casemiro, Modric, Kroos; Vinicius (Asensio 87'), Benzema y Rodrygo (Valverde 71’) (Carvajal 91')

Goles: 0-1 Alaba (31’), 0-2 Lucas (93'), 1-2 Agüero (96')

Árbitro: Sánchez Martínez. Amonestó a Piqué, Mendy

Estadio: Camp Nou.


Deja tu Comentario