2021-10-25 18:10 Especial Clásico Por: Fede Peris

VÍDEO. Vinicius Jr. ya es Vinicius senior: Así le plantó cara a Jordi Alba

Jordi Alba intentó amedrentarle con una provocación, pero Vinicius ya ha madurado y no cayó en la trampa haciéndose valer y plantándole cara.



Vinicius Junior ya es Vinicius senior. El delantero brasileño del Real Madrid fue la gran estrella del clásico de ayer en el Camp Nou. Llevó de cabeza a toda la defensa del Barcelona y fue clave en el triunfo claro de su equipo en el feudo culé. Vinicius se doctoró como futbolista en el Camp Nou.

Vinicius ya ha dejado de ser una promesa, como en la etapa en la que Zidane le condenó e impidió que explotara en toda su magnitud. Es una realidad tangible. No es que no desentone. Es que tira del carro y se ha convertido en el arma principal de Ancelotti para resolver los partidos.



Su capacidad de desborde, su regate, su visión del juego... Vinicius mostró al mundo en el mejor escenario que ya es uno de los grandes. No hace falta esperar más. Y, además, ha recuperado el gol, la asignatura pendiente que tenía en la etapa de Zidane en el banquillo.

Ya come en la mesa de los grandes... a la que no está invitado Jordi Alba

Además, Vinicius ha adquirido la madurez de un crack. Ya no es un chiquillo en busca de gloria y a quien nadie toma en serio.. Ahora es un delantero de peso que asusta. Incluso a jugadores experimentados, resabiados y ya de vuelta de todo como Jordi Alba. 

En el Camp Nou Vinicius fue objeto de un penalti de libro. Y se lo reclamó al árbitro. Vinicius le rompió la cintura en el área a Eric García y a Mingueza, y éste último, completamente desbordado, contactó con él y le derribó. Vinicius no se cortó y protestó al árbitro, que prefirió hacerse el sueco consciente de la que se le venía encima si pitaba un penalti contra el Barça en el Camp Nou.



A Jordi Alba no le gustaron sus protestas y se encaró con él con ánimo de amedrentarle, pero Vinicius, lejos de acoquinarse, le plantó cara. Y es que Jordi Alba ya no asusta a nadie. Y menos a un chaval de 21 años que ya come en la mesa de los grandes, una mesa a la que no está invitado Jordi Alba.

Pero a Vinicius no le asusta nadie. Tiene el descaro suficiente para hacerse valer. Y le paró los pies a Jordi Alba, que intentó sacarle de sus casilllas recurriendo a la provocación de un veterano que necesita de marrullerías para imponerse cuando las fuerzas y la técnica no le acompañan.

El incidente con Jordi Alba

 


Deja tu Comentario