2021-11-25 00:11 FC Barcelona Por: Carlos Muñiz

Lo de Memphis Depay es un fenómeno paranormal

Siete partidos sin ver puerta en Europa, 0,38 goles por partido con el Barça y 1,42 por cada partido que ha jugado con su selección en los últimos meses.



7 goles (3 de penalti) en 18 partidos con el Barça. 0 goles en siete partidos consecutivos sin ver puerta en la Champions League. 10 goles en 7 partidos con la selección de Países Bajos. Memphis Depay es como el doctor Jeckyll y Míster Hide cuando se trata de jugar con el Barça o con su selección.

El Memphis del Barça no es el de Países Bajos

Algo está pasando con Memphis. No ve puerta con el Barça y sí con la selección de Países Bajos, con la que ha disputado todos los minutos posibles en la fase de clasificación para el Mundial: 630 minutos. Casi un gol y medio por partido. Con el Barça, 0, 38 goles por partido jugado.



La parte positiva de Memphis en el Barça es que es de los pocos que no se lesiona. La negativa, que no ve puerta. Se puede entender porque sus compañeros de ataque no han sido siempre los ideales (Dembélé y Ansu Fati), y junto a Gavi, Dest o Sergi Roberto no ha podido lucir. Tampoco parece que se encuentre cómodo con el sistema, aunque se espera mucho más de él cuando Dembélé y Ansu Fati puedan compartir delantera con él y abrirle más espacios para moverse.

Un disparo a puerta en cinco partidos

En los últimos partidos le hemos visto muy solo en funciones atacantes, lo que le ha obligado a pelearse con los defensas rivales haciendo la guerra por su cuenta. El rendimiento de Memphis ha ido de más a menos, hasta el punto de que en sus cinco partidos de Champions League vestido de azulgrana sólo registra un disparo a puerta. Fue ayer ante el Benfica, y no fue entre los tres palos. Es decir, que Memphis  ni siquiera probó el disparo en los dos partidos ante el Dinamo de Kiev ni frente al Benfica en Lisboa ni contra el Bayern en el Camp Nou.

Memphis encadena una racha de siete partidos consecutivos sin ver puerta en la Champions League, sus dos últimos con el Olympique de Lyon (Manchester City y Bayern Múnich) y los cinco que lleva con el Barça. 



El jugador neerlandés ha igualado su anterior peor racha goleradora en Champions League. Entre 2015 y 2018 ya estuvo siete partidos sin marcar: los cinco últimos con el Manchester United y los dos primeros en el Olympique de Lyon. 

El Barça necesita de los goles de Memphis. De hecho se le fichó para marcar goles, como el que anotó por la escuadra ante el Alavés. Aunque también ha tenido errores graves, tan graves como para provocar el cese de su paisano Ronaldo Koeman tras fallar un penalti en Vallecas. Y ha fallado en los partidos importantes. Pasó desapercibido ante el Real Madrid, Atlético, Bayern y Benfica, cuando más le necesitaba el equipo.

El barcelonismo confía en que su suerte de cara a puerta cambie cuando pueda disfrutar de la compañía de Ansu Fati y Dembélé a su izquierda y a su derecha.


Deja tu Comentario