2021-11-25 03:11 FC Barcelona Por: Fede Peris

Messi le pone fecha a su adiós al PSG

Messi ha decidido jugar dos años en el PSG. En julio de 2023 hará las maletas, junto a Luis Suárez, para acabar su carrera en el Inter de Miami aceptando la oferta de David Beckham.



Cuando Leo Messi abandonó el FC Barcelona tenía claro que su estancia en París sería solo una escala a la espera de afrontar su último reto profesional y personal: Estados Unidos. Sigue decidido a acabar su carrera en Miami y ya le ha anunciado a Nasser Al-Khelaïfi, presidente del PSG, que su presencia en el PSG tiene fecha de caducidad.

Será el 30 de junio de 2023 cuando Messi dejará el PSG para irse con su amigo Luis Suárez al Inter de Miami que preside David Beckham. Ambos jugadores le han dado ya su OK y las familias de los dos están entusiasmadas con la idea.



Messi ya tiene un piso de lujo en Miami

De hecho, Messi ya compró hace dos años un lujoso ático en uno de los rascacielos de Miami, dando al mar, por un valor de siete millones de euros. Antonella Roccuzzo se ha encargado personalmente de decorarlo para tenerlo listo cuando la familia se traslade allí, aunque ya en el último verano pudieron disfrutar del pisazo durante unos días después de la Copa América y antes de liquidar las vacaciones en Ibiza.

Leo Messi tiene 34 años y cuando finalice su contrato de dos años con el PSG tendrá 36. Y no quiere arrastrarse por los campos europeos. Hace tiempo decidió que su última experiencia sería en un fútbol menos exigente en el que podría alargar su carrera dos o tres años más, seguro de que su talento enamorará a la afición americana sin necesidad de realizar grandes esfuerzos físicos.

El plan lo organizó con Luis Suárez en Barcelona

El plan se organizó con Luis Suárez cuando éste todavía estaba en el Barcelona y era vecino de Messi en Castelldefels. La idea de ambos entonces era concluir su vinculación con el Barcelona en 2023 para dar el salto al fútbol norteamericano. Sin embargo, los acontecimientos se han disparado, los dos han salido del Barça y esperarán a 2023 a juntar de nuevo sus vidas y las de sus familias para coincidir en Miami.



Además, David Beckham les garantiza en Estados Unidos salarios similares a los que tienen actualmente en Europa, por lo que el pellizo económico será además importante para ambos. En el caso de Messi su idea es poner la rúbrica a su carrera jugando uno o varios partidos (eso no lo tiene decidido) con Newell´s Old Boys, el equipo argentino que le vio nacer.

Leo Messi está feliz en París. Los nuevos retos en el PSG le sirven de motivación lejos de la rutina en la que empezaba a caer en el Barça. Todo es nuevo para él y eso es un aliciente. Además, cuenta con la ventaja de que media plantilla habla el español y eso es un consuelo, porque a él no se le dan bien los idiomas.

De Barcelona echa de menos su casa, el mar, la comida y su gente. Sigue viendo los partidos de sus antiguos compañeros y se mantiene en el grupo de whatsapp de la plantilla del Barça dándoles ánimos antes de afrontar sus partidos.

Un Messi diferente en el PSG

Messi también es feliz en el PSG aunque debe adaptarse a otro estilo de juego que no es el que disfrutaba en el Barça, en donde todo estaba pensado para su lucimiento. En París tienen que brillar también Mbappé y Neymar y él ya no capitaliza la autoría de los goles.  Entra menos en juego, toca menos balones y no disfruta del control del juego que tenía en el Barça, por lo que participa menos en el juego colectivo.

Tampoco tiene ya el reprís que le caracterizó en sus mejores años en el Barça. El físico empieza a abandonarle, pero el talento sigue ahí. Él piensa que puede vivir de su talento dos años más en Europa, pero no más. Por eso ha decidido ya, y sus más allegados lo saben, la fecha de caducidad de su estancia en Francia. 

Estados Unidos le espera.


Deja tu Comentario