2021-11-28 19:11 Real Madrid Por: Fede Peris

Atraco a las nueve en el Bernabéu: El liderato del Madrid, bajo sospecha

El árbitro ha vuelto a ser el mejor jugador del Real Madrid mirando hacia otro lado cuando Alaba ha cometido un penalti de libro sobre Ocampos.



No es novedad. Al Sevilla le ha guindado dos puntos en el Bernabéu el mejor jugador del Real Madrid, que en este caso era Sánchez Martínez. 

En el minuto 36, con 1-1 en el marcador, Alaba ha derribado a Ocampos con una patada en la rodilla. Sánchez Martínez ha mirado hacia otro lado y los del VAR debían estar entonces en el BAR, porque tampoco se han enterado.



El mejor jugador del Real Madrid, el árbitro

Es la historia de siempre, cuando el Real Madrid necesita una ayudita, ahí está siempre dispuesto el colegiado de turno para convertirse en el mejor jugador blanco, en ese comodín que te saca de un atolladero, como hoy ha hecho Sánchez Martínez en el atraco a las nueve perpetrado en el Bernabéu.

Por el penalti no señalado a favor del Sevilla y por permitir a Casemiro, que tiene bula, seguir en el campo después de arrearle un pisotón y un puñetazo en la cara al Papu Gómez ante sus propias narices

Puede estar tranquilo el árbitro porque los medios que hacen más ruido están en Madrid y viven sometidos a los deseos de Florentino Pérez. Por eso se correrá un tupido velo sobre su parcial actuación y nadie recordará que gracias al árbitro el Real Madrid se mantiene en el liderato. Es la ventaja que otorga tener a favor a los medios que más ruido hacen.



Esos mismos medios se entretendrán en las próximas horas con el penalti de Piqué, que es lo que toca. Los penaltis en el área del Real Madrid nunca lo son porque el contacto siempre es insuficiente, como ha sucedido hoy.

Este Real Madrid no juega a nada

El Real Madrid de Lopetegui, el mismo técnico al que Florentino Pérez echó hace años por malo, no juega a nada. Hoy el Sevilla de otro despedido por Florentino Pérez, Julen Lopetegui, le ha dado un repaso táctico. Pero este Real Madrid de la flor hoy ha recogido dos amapolas. La primera, de Benzema, aprovechando un error infantil del portero sevillista. La segunda, con un gol de churro de Vinicius que no ha dado una a derechas durante todo el partido. Todo lo que ha hecho lo ha hecho mal, pero le ha salido un derechazo espectacular en los compases finales, que unido al jugadón del árbitro comiéndose el penalti de Alaba permiten al Madrid seguir líder, aunque dejando muchas sombras en su juego. 

Daba pena ver a Modric y Kroos repartiendo leñazos ante su evidente declive físico. O a Casemiro patalear ante el árbitro como un chiquillo porque le ha enseñado una tarjeta amarilla a la cuarta acción en que se la ha mercido. Y Carvajal, otro que pide la jubilación. Y Camavinga, que no aporta nada...

Pero todo eso se calla. Hasta Maldini hablaba de juego excelente del Real Madrid y de "un gran partido aunque no haya ocasiones". No suele opinar así cuando se refiere al Barça y a sus problemas con el gol. 

La deliciosa versión de Marca

Sobre la jugada polémica del partido ha sido muy interesante la interpretación del comentarista madridista, Carlos Martínez, en Movistar +: "El árbitro, que estaba muy cerquita de la jugada decide que no ha pasado nada". Por lo tanto, no ha pasado nada. Pero sí pasó y las repeticiones dejaron a los comentaristas madridistas (los tres) de Movistar + con el culo al aire y tuvieron que echarse para atrás: "la jugada ofrece la posibilidad de ser interpretada..." "Pero la ha visto el árbitro y el VAR". Como el penalti de Piqué en Villarreal, pero en clave madridista. Cómo cambian las cosas según sea el equipo que está en juego.

Pérez Burrull, el analista de Marca ha decidido que la entrada de Alaba a Ocampos no es penalti porque "es un leve contacto de Alaba al jugador del Sevilla. No tiene la suficiente intensidad como para que Sánchez Martínez señalara la pena máxima".

Curiosa la interpretación del diario Marca. "No hay la suficiente intensidad". Eso es porque el infractor es el jugador del Real Madrid. Si hubiera sido Piqué el contacto habría sido más que suficiente. Es el truco que usan en Madrid echando mano de la intensidad suficiente o insuficiente. Ellos deciden cuando es una cosa u otra.

Iturralde, en cambio, sí vio penalti en As:  "Es penalti. No es penalti de VAR, pero si te lo pita el árbitro es penalti, porque le pega en la pierna que va a avanzar"

 


Deja tu Comentario