2021-11-29 14:11 Real Madrid Por: Carlos Muñiz

El golazo de Vinicius es histórico y no sólo por su obús

Todos los jugadores del Real Madrid tocaron el balón: 19 pases en un minuto antes de que Vinicius lanzara su zapatazo descomunal.



La ejecución del golazo de Vinicius al Sevilla fue soberbia. Un gol de muy bellísima ejecución sólo al alcance de un maestro como él. Pero este golazo encierra otras virtudes que han pasado desapercibidas.

Por un lado, se produjo en el minuto 85 de un partido que el Real Madrid tenía empatado y ante un rival directo en la lucha por LaLiga. Su trascendencia, por tanto, era enorme para desencallar la situación de empate.



Un gol coral

Pero hay más. En el golazo de Vinicius intervino todo el equipo, fue un gol coral. Desde que Casemiro roba el balón, éste va paseando por todos y cada uno de los jugadores blancos que estaban en ese momento en el campo y, cuando todos lo habían tocado ya, llegó a Vinicius, que supo buscar la posición para lanzar un zapatazo imparable, como un obús, sobre la portería de Bono.

Es decir, que si Vinicius es el indiscutible rey de esta Liga, el mejor recuperador, Casemiro, se encargó de iniciar la jugada y, después de un "baile" de 19 pases durante un minuto, la jugada acabó en gol.

¿Y ahora qué, Tite?

Es lo que se entiende por el tikitaka, pero bien ejecutado. No se trata de pasarse el balón sin ton ni son. Lo que hace el Real Madrid es otra cosa: buscar la portería realizando los pases justos, pero sin perder de vista nunca el arco contrario.



Con este gol Vinicius tapa muchas bocas, las de todos aquellos que le han cuestionado dudando de su innegable calidad. También deja en evidencia al seleccionador brasileño Tite, que prefiere a Coutinho antes que seleccionar al mejor futbolista del mundo en este momento.


Deja tu Comentario