2022-01-14 00:01 Fichajes Por: Fede Peris

A Haaland le gustó lo que vio del Barça en el clásico

Haaland confirmó que las bondades que le había vendido Laporta a Mino Raiola sobre el talento y futuro de su proyecto eran ciertas.



Erling Haaland no perdió anoche detalle de lo que sucedía en el estadio de Riad en donde el Barça y el Real Madrid disputaban el clásico de la Supercopa. Y lo que vio del Barça le gustó.

Fuentes periodísticas próximas al jugador en Dortmund han revelado que a Haaland le gustó mucho el partido de la Supercopa que disputaron Barça y Real Madrid y que vio allí un nivel muy alto en los dos equipos.



Curiosamente, tanto Real Madrid como FC Barcelona están interesados en su contratación y en los próximos días tiene que acabar de confirmar si su actual club, el Borussia Dortmund, se suma a la puja de candidatos para lograr su continuidad en el Signal Iduna Park.

Una imagen muy diferente a la del Barça-Bayern

Con su agente Mino Raiola recién operado, todo se ha paralizado a la espera de su recuperación, pero se ha sabido que Haaland ha podido confirmar que Mino Raiola no le ha engañado con el Barcelona, que lo que Laporta le explicó se ajusta a la realidad y que el equipo blaugrana, con Xavi en el banquillo, tiene mucho futuro.

La última imagen del Barça que Haaland tenía en la retina fue la de su eliminación de la Champions League ante el Bayern Múnich. Ayer vio que con Pedri y Ansu Fati este equipo es otro.



Ahora sólo le falta por confirmar que el club azulgrana es lo suficientemente solvente como para poder abordar su fichaje. Lo demás ya tiene su bendición: la ciudad, el estadio y los que serían sus nuevos compañeros.

Laporta le explicó con tanto entusiasmo a Raiola las bondades de su proyecto de futuro, al que le falta la guinda de Haaland para completarlo, que hacía falta una prueba contundente para confirmarlo. Hay mucho talento joven en este equipo, que espera a su buque insignia para que tire de él. Y eso es lo que más entusiasma a Haaland del Barça, poderse convertir en el líder de un equipo que juega en Barcelona y ante un estadio de 100.000 personas.

Al final, la derrota del Barça en el clásico puede servir para acabar de convencer a Haaland de que el color de su camiseta tiene que ser blaugrana y no blanco.


Deja tu Comentario