2022-01-14 11:01 Real Madrid Por: Carlos Muñiz

El clásico de los jóvenes también lo gana el Real Madrid

Aunque el relato barcelonista vende que el Real Madrid es un equipo "viejo", el valor de los cinco jóvenes madridistas supera al de las diez promesas de la plantilla del Barça.



El relato que se está construyendo desde Barcelona para justificar el desfase abismal que separa al Barça del Real Madrid, traducido en cinco derrotas consecutivas en los clásicos, parte de la base de que el futuro es del Barça y que el Real Madrid, viejo, está condenado a sucumbir ante el poderío de los jóvenes valores barcelonistas.

El Real Madrid gana (y no moralmente) tirando de jóvenes

Como cortina de humo para tapar miserias de forma puntual está bien, pero el relato no se ajusta a la realidad porque el Real Madrid tambien gana, y no moralmente, al Barcelona en la apuesta de futuro. Y es que en el último clásico de la Supercopa, al margen de presentar a unos cuantos veteranos en su alineación (como el Barça con Piqué, Busquets o Jordi Alba), el Real Madrid puso en juego a futbolistas que fueron captados como promesas con mucho futuro y que, siendo todavía muy jóvenes, ya son una realidad a día de hoy.



Es el caso de Vinicius, de Rodrygo, de Fede Valverde, de Militao, de Camavinga... Todos ellos garantizan la transición hacia un futuro en el que llegarán refuerzos como el de Mbappé para mantener al Real Madrid en lo más alto con victorias reales y no morales. No se trata de competir, sino de ganar. Y el Madrid gana con los jóvenes y con los veteranos.

La única diferencia entre los jóvenes del Real Madrid y los del FC Barcelona es que los blancos están más curtidos, ya saben lo que es ganar y están más familiarizados con el triunfo real más que con el moral.

El valor de las promesas madridistas y barcelonistas

Cuando el Barcelona decidió apostar por los jóvenes por exigencias del guión, porque no le quedaba más solución ante su delicada situación financiera que recurrir a los buenos, bonitos y baratos de la casa, Florentino Pérez ya iba dos pasos por delante invirtiendo en talento joven. Y ya empieza a recoger los frutos. Y El presidente blanco no lo hace por necesidad, sino por convicción.



Los jóvenes talentos blancos han tenido que curtir su piel. Ni Vinicius, ni Rodrygo, ni Militao, ni ahora Camavinga lo han tenido fácil. Las críticas sobre ellos fueron furibundas en sus comienzos, pero el escudo de la camiseta ayuda a superar todos los obstáculos. Ahora son todos ellos cracks consagrados, futbolistas cotizados que elevan el valor del patrimonio humano que el club tiene en la plantilla.

Según Transfermarkt estos cinco jugadores tienen un valor en el mercado de 320 millones de euros, cuando su precio de compra fue de 176 millones. Es decir, que en un par de años han doblado su valor.

Ante eso, el mismo portal Transfermark, con los mismos criterios, valora a los diez jugadores menores de 23 años que pueblan la plantilla del FC Barcelona: Ansu Fati, Pedri, Gavi, Nico, Eric Garcia, Ferran Torres, Araujo, Dest, Mingueza y Riqui Puig. Entre los diez suman una cotización en el mercado de 334 millones. Es decir, que el valor de los cinco jóvenes del Real Madrid es similar al de los diez del Barça. 

Y, además, otros pesos pesados de la cantera piden paso con fuerza en el Real Madrid: Miguel Gutiérrez, Antonio Blanco, Sergio Arribas, Peter Federico o Rafa Marín. 

La batalla de la juventud también la tiene ganada el Real Madrid, aunque el relato que llega desde Barcelona insista en que el Real Madrid se acaba y el Barça está a punto de llegar. 

 

 


Deja tu Comentario