2022-01-14 00:01 FC Barcelona Por: Carlos Muñiz

Laporta empobrece el Barça reduciendo gastos sin conseguir ingresos

No basta con devaluar la cotización de la plantilla, el Barça necesita nuevos ingresos para volver a facturar mil millones y poder fichar a quien quiera.



El diario Sport dedica hoy un entusiasta alegato al gran éxito de la administración Laporta (Mateu Alemany) reduciendo la masa salarial de la plantilla de manera "brutal". Es una forma de admitir que el Barça se empobrece. Ha perdido valor en su plantilla y a cambio no ha generado nuevos ingresos.

Al estilo Bartomeu

Obligado por las circunstancias, a Laporta no le ha quedado más remedio que reducir de forma drástica la masa salarial de su plantilla. Y lo ha hecho al estilo Bertomeu (regaló a Luis Suárez, Rakitic y Arturo Vidal), desprendiéndose de jugadores sin contraprestación económica a cambio (salvo en el caso de Emerson y poco más). En realidad lo que ha hecho el FC Barcelona es devaluar la cotización de sus activos referidos a sus jugadores, reforzarse con jugadores a coste cero y dar paso a la cantera, salvo en el caso de Ferran Torres. 



Todo eso supone un saneamiento económico que, sin embargo, no viene acompañado de entrada de nuevos ingresos, lo que significa que el club se está empobreciendo. Para solucionar la crisis económica existían dos vías: ahorro y nuevos ingresos. Lo del ahorro se ha cumplido porque no quedaba más alternativa. Lo otro, la entrada de dinero, sigue siendo una asignatura pendiente.

Laporta no se sale con los patrocinadores

Durante las elecciones Joan Laporta, como ya hizo en 2003, habló de una serie de patrocinadores que hacían cola para entrar en el Barça. Ni uno. Rakuten está a punto de irse, Nike pide el logotipo del nuevo patrocinador de la camiseta para imprimir las de la próxima temporada, y el club no encuentra a nadie que pague lo que vale el Barça.

Se habla de generar unos ingresos de 200 millones anuales a partir de la remodelación del Camp Nou, y no aparece ninguna firma dispuesta a ponerle su nombre al campo, lo que constituye la partida de ingresos más importante que debe aportar el nuevo Camp Nou. Se van rescindiendo contratos con los actuales patrocinadores y no aparecen los nuevos. ¿Qué milagros se verán en el nuevo Camp Nou para que, por definición, se generen 200 millones anuales?



Miseria llama a miseria

Normal. Una cosa es patrocinar a Messi, Griezmann, Rakitic o Neymar y otra apostar por un equipo sin estrellas. La Administración Laporta ha hecho una gran labor en el capítulo de ahorro, pero sigue suspendiendo la asignatura de los ingresos. No basta con reducir gastos, hay que multiplicar los ingresos. El club llegó a facturar más de mil millones hace tres años y ahora apenas supera los 700. Ahí está el problema. Si llegan nuevos ingresos la masa salarial dejará de ser un problema y se podrá fichar a quien haga falta.

Pero Laporta ha optado por el empobrecimiento y ya se sabe que la miseria llama a miseria. Ahorrar está bien, pero no es suficiente. Tienen que aparecer las fórmulas imaginativas de verdad, no de boquilla.


Deja tu Comentario