2022-04-13 14:04 Real Madrid Por: Carlos Muñiz

Toni Kroos abandonó el césped insultando a Ancelotti

El centrocampista alemán se sintió señalado por el técnico, pero lo cierto es que las remontadas contra PSG y Chelsea llegaron sin Kroos sobre el terreno de juego.



Hay lío con Toni Kroos. Carlo Ancelotti decidió sustituirle en el minuto 72 de partido poniendo en su lugar a Camavinga cuando el partido iba 0-2 a favor del Chelsea. El centrocampisya alemán encajó mal el cambio y abandonó el terreno de juego insultando al técnico italiano.

Se iba del campo sin dar la mano a Ancelotti

Ancelotti oyó perfectamente los reniegos del alemán, que se iba al banquillo sin siquiera mirarle. Cuando ya le había sobrepasado, Ancelotti alargó la mano y Kroos no tuvo más remedio que estrechársela. Ancelotti cortó de raíz de esta manera con mano izquierda algo que podía haberse convertido en una rebelión.



Y es que Kroos no está contento esta temporada con las decisiones de Ancelotti. Las dos remontadas decisivas de la temporada, ante el PSG y Chelsea, se produjeron sin él en el campo. Y frente al Chelsea no le gustó ser la primera opción de campo en los cambios, por delante incluso de Modric, que tiene cuatro años más que él.

Pero Modric es imprescindible. Es capaz de resistir los 120 minutos de juego sin descanso, subiendo y bajando, e inventarse al final una asistencia de lujo a Rodrygo para resolver la eliminatoria. Lo cierto es que el croata parece llevar mejor el peso de los partidos pese a la edad.

Camavinga-Kroos: el relevo está servido

Y Kroos, que según algunos medios, ya ha anunciado a sus compañeros que la próxima temporada será la última de su carrera profesional, se sintió señalado por Ancelotti al ser el primer cambio. Ancelotti lo tiene muy claro. Es un hombre de club y toma decisiones pensando en lo mejor para el club. Y lo mejor para el club es darle cancha a Camavinga, que representa el futuro, en detrimento de Kroos, que es el presente y el pasado.



Ancelotti prepara el relevo y a Kroos no le ha hecho ninguna gracia. Aunque lo cierto es que Kroos hizo bien poca cosa en los 72 minutos que estuvo sobre el césped. Mount se lo comió literalmente y Ancelotti necesitaba nueva energía para plantar cara al centro del campo de Chelsea.

El técnico italiano actuó con inteligencia dándole la mano al abandonar el campo. El Real Madrid no puede tener a un jugar de este nivel enfadado cuando se apresta a disputar los partidos más importantes de la temporada.


Deja tu Comentario