2022-05-24 10:05 Real Madrid Por: Fede Peris

Su rechazo al Real Madrid ya le cuesta dinero a Mbappé

Mbappé comprueba en 48 horas el impacto de sus calabazas al Real Madrid en las redes sociales.



Kylian Mbappé empieza a sufrir las consecuencias de su decisión de rechazar a última hora la oferta del Real Madrid. Sus cuentas en las redes sociales, que le proporcionan jugosos beneficios, han perdido 800.000 seguidores en 48 horas.

800.000 seguidores pierden el interés por Mbappé

Un hombre celoso de su imagen y de los beneficios que pueden generarle las redes sociales, tiene que estar ahora preocupado por el bajón que se ha producido en su lista de seguidores. Nada menos que 800.000 seguidores se han dado de baja. A ellos les ha dejado de interesar en Mbappé si no es jugador del Real Madrid. Y el goteo continúa. 



Y, aunque tarde, Mbappé ha descubierto el poder del Real Madrid, que está muy por encima del de su persona. Mbappé tenía un valor en las redes sociales como jugador del Real Madrid. Como futbolista del PSG tiene otro, inferior.

En Instagram no recuerdan un acontecimiento similar. 800.000 seguidores se dan de baja de una cuenta en apenas 48 horas. Mbappé habrá conservado en el PSG el cien por cien de sus derechos de imagen, pero sus ingresos se resentirán ante el goteo de deserciones en sus cuentas.

El madridismo, que es un fenómeno presente en los cinco continentes, le ha dado la espalda por su falta de palabra y traición al Real Madrid. Y, sobre todo, por la imagen de pesetero que ha dado cayendo rendido a los pies de los petrodólares de Qatar.



El madridismo ajusta cuentas con Mbappé

No hay que olvidar que Kylian Mbappé dio su palabra de que iba a jugar en el Real Madrid y tras una temporada y media en las que ha jugado 'obligado' ante la negativa de Al-Khelaifi de darle salida.

Además, el Real Madrid llegó a ofrecer 200 millones de euros por él el pasado verano, un esfuerzo que el futbolista no ha sabido valorar pese a que en aquel momento estaba firmemente decidido a fichar por el Real Madrid.

Ahora el madridismo ajusta cuentas con él. El impacto mundial de su imagen será muy inferior vistiendo la camiseta del PSG, pero para eso está el emir de Qatar, para compensar las pérdidas con dinero que ni sale de sus botas ni de los éxitos de su equipo, que vive en un mar de pérdidas (250 millones la última temporada), pero con el visto bueno de la UEFA, que no permite al Barça retener a Messi, pero sí al PSG ficharle y tenerle en nómina junto a Neymar y Mbappé, aunque no genere ingresos suficientes para pagarles.


Deja tu Comentario