2020-11-23 19:11 Real Madrid Por: Redacción MB

¿Y si el Real Madrid pierde en San Siro? ¡Nada estaría perdido!

Aún perdiendo en Milán, el Real Madrid dependería de sí mismo para clasificarse para los octavos de final de la Champions League.



El Real Madrid afronta una semana vital para sus intereses y todo lo que no sea una victoria puede complicar aun más las cosas, pero en estos casos se debe acudir a la calculadora y las cuentas indican que una derrota en Champions League ante el Inter de Milán no sería decisiva. Esto haría que el Madrid afrontase los encuentros ante Shakhtar y Borussia Monchengladbach sin margen de error, pero dependiendo de sí mismo.

El equipo de Zidane ha cambiado el chip de LaLiga tras el empate en La Cerámica ante un buen rival poniendo la mentalidad en positivo para afrontar en Milán un encuentro vital para las aspiraciones blancas en la Champions League. Pueden haber dudas fuera del vestuario, pero la confianza es plena entre los jugadores y el cuerpo técnico.

Es cierto que el equipo blanco no inspira ahora mismo mucha confianza y Zidane no sabe si podrá contar con Benzema, Militao y Casemiro para el choque. El galo está alternando el trabajo en el gimnasio y en el césped para tratar de volver lo antes posible, los dos brasileños por su parte, están esperando dar negativo en los nuevos test de coronavirus que se realizarán hoy. A estas dudas se suman la baja segura de Sergio Ramos y Jovic.

El Inter de Milán afronta el encuentro con la moral por las nubes tras remontar un 0-2 en contra y vencer finalmente 4-2 al Torino. Remontada que tiene un nombre propio y no pudo estar en el primer encuentro frente al Real Madrid: Romelu Lukaku. El belga está en un estado de forma envidiable y el gol está siendo su mejor amigo en los últimos encuentros.

El Real Madrid siempre tiene la obligación de ganar y viaja a Italia para sacar una victoria de Milán. Victoria que daría tranquilidad y despejaría las dudas de una posible clasificación a la siguiente ronda de la Champions League, pero también puede darse el supuesto de que esta victoria no se produzca y por tanto, el equipo merengue afrontaría una situación límite.



Lo bueno y positivo que se podría sacar de una derrota es que el Real Madrid seguiría dependiendo de sí mismo para pasar de ronda. Eso sí, sin margen de error y obligado a vencer tanto a Shakhtar Donetsk como a Borussia Monchengladbach para pasar de ronda. Todo lo que no fuese una victoria supondría no pasar de la fase de grupos.


Deja tu Comentario