2020-11-25 23:11 Real Madrid Por: Redacción MB

El Real Madrid imparte una lección magistral en San Siro (0-2)

El Real Madrid se pone en modo Champions y saca lo mejor de sí mismo ante un Inter rendido.



El Real Madrid logró una gran victoria en San Siro ante el Inter de Milán (0-2). Los goles de Hazard y Rodrygo fueron decisivos en un partido muy completo de los de Zidane en el escenario de la Undécima. La clasificación para octavos, más cerca.

Ni siquiera un partido de la importancia del que se disputaba a San Siro se escapó a las habituales sorpresas de Zidane con sus alineaciones. En este caso lo realmente inesperado fue que el entrenador blanco utilizó exactamente el mismo equipo titular del anterior encuentro. Ningún cambio, ninguna rotación. Ni siquiera Casemiro, que no estuvo en Villarreal y sí estaba disponible en Milán.



Cuando muchos vaticinaban que el Madrid iba poco menos que al matadero en Milán vimos una puesta en escena de los Zidane impecable. Los primeros 20 minutos del encuentro fueron los mejores del equipo merengue no ya de esta temporada, que también, sino de los últimos años.

Los blancos se adueñaron de la pelota desde el primer segundo e, incluso, tras una posesión en la que menearon al Inter del izquierda a derecha, generaron una ocasión sorpresa que derivó en un claro penalti sobre Nacho. Y es que el Madrid salió tan ‘sobrado’ al partido que fue precisamente el central el que dio la campanada con una subida inesperada como si de un extremo se tratara. Odegaard, con un pase milimétrico, encontró el hueco para habilitar al mayor de los Fernández y cuando éste se disponía a rematar se encontró con la pierna de Barella que le derribó. Penalti claro.

No estaba Sergio Ramos. Tampoco Karim Benzema. Los dos especialistas del equipo desde los 11 metros contemplaban desde Madrid como era el tercero de la lista, Hazard, el que se agenciaba la pelota para patear la pena máxima. El belga tenía delante a Handanovic, un tipo cercano a los dos metros de altura, sin embargo no se achantó ante él. Golpeó fuerte, con la derecha y buscando la mano izquierda del portero rival. No falló. El Madrid se adelantaba a los siete minutos de encuentro en un inicio soñado por los merengues.



Los primeros 20 minutos fueron tan excelsos por parte del Madrid que, incluso, el 0-1 se podía considerar corto. Y es que después de que Hazard adelantara a los blancos llegaron dos ocasiones muy claras, la primera de Lucas, con un remate desde fuera del área que se estrelló en el poste; la segunda, en una gran llegada de Mendy, acabó con un mal centro del francés cuando estaba delante del portero y la pelota pedía ser pateada con dureza.

La gran noticia para el Madrid era que no había noticias ni de Lautaro ni de Lukaku. Era el sueño de Courtois. Es más, el jugador del Inter que más dio que hablar fue Vidal. El chileno, tan llorón como siempre, terminó siendo expulsado por doble amarilla al reclamar de forma vergonzosa un penalti que no le hicieron. Vio dos cartulinas seguidas, la segunda por ponerle la cara prácticamente a centímetros al colegiado. El regalo del ex del Barcelona, con una expulsión tan justa como idiota, fue una gran noticia pensando en el futuro de los blancos en este partido. Ganando, haciendo buen fútbol y contra 10 jugadores. Todo estaba de cara…pero restaban 45 minutos, los del segundo acto.

De hecho, los 10 primeros minutos del segundo acto fueron los únicos en los que el Inter se vino arriba. Fueron instantes en los que los italianos, con más corazón que fútbol intentaron meter a los de Zidane en su área. Por momentos lo lograron, eso sí, sin ninguna ocasión de peligro. De hecho, Courtois hizo su primera parada en el minuto 82.

Lo bueno para los blancos fue que ese momento de ‘achuchón’ fue pasajero. Y lo fue porque cuando más apretaba el Inter apareció Rodrygo para aniquilarles. Lo del joven brasileño con la Champions es algo más que un idilio. De hecho, su tanto en San Siro, tras una grandiosa asistencia de Lucas Vázquez, llegó 30 segundos después de haber entrado al terreno de juego.

El golpe del Madrid con el 0-2 fue mortal para el equipo italiano. Ya no se levantaron. El equipo de Zidane tampoco necesitaba más y optó por el fútbol control para cerrar una victoria de tronío que deja a los blancos mucho más cerca de ese objetivo que, hace unas semanas, se presentaba algo más que crudo. El de pasar a octavos. La Champions volvió a sacar la mejor cara del Madrid en el momento indicado.

Ficha técnica

Inter, 0 - Real Madrid, 2

Inter 0: Handanovic; De Vrij, Skriniar, Bastoni (D’Ambrosio 46’); Achraf (Sánchez 63’), Barella, Gagliardini, Vidal, Young; Lautaro (Perisic 46’) y Lukaku (Eriksen 86’)

Real Madrid 2: Courtois, Carvajal, Varane, Nacho, Mendy; Modric, Odegaard (Casemiro 58’), Kroos, Lucas Vázquez; Mariano (Rodrygo 58’) y Hazard (Vinicius 77’)

Goles: 0-1 Hazard (p.5’), 0-2 Rodrygo (58')

Árbitro: Anthony Taylor. Amonestó a Gagliardini. Expulsó a Vidal (32’)

Estadio: San Siro.


Deja tu Comentario